El dilema de Kyrie Irving: vacunarse o no vacunarse

    shutterstock 1832634919

    Irving, con USA Basketball.

    El base de los Brooklyn Nets ha provocado un terremoto de gran magnitud en la NBA con su rechazo a vacunarse frente al Covid-19. Nueva York, la ciudad en la que radica su franquicia, obliga a todos los deportistas en espacios cerrados a estar vacunados, y esto puede hacer que el jugador se pierda toda la temporada.

    Los Nets, con los que se especulaba que pudiesen utilizar a Kyrie Irving solo en los partidos fuera de casa, han decidido no tomar el callejón del medio. Irving no formará parte de la plantilla mientras no pueda hacerlo a tiempo completo. Las pérdidas a las que se enfrenta, millonarias.

    Una carrera llena de controversias

    Las polémicas en torno a la figura de Kyrie Irving no cesan. Algún día fue el hecho de si la tierra era plana o no (sorpresa: parece ser que al final no lo era), luego fue su implicación en la causa de #BlackLivesMatter y el enfrentamiento, muy de aplaudir, ante la violencia racista de la policía de EEUU. Su apoyo a las jugadoras de la WNBA, la contraparte femenina de la NBA. La desaparición de la disciplina de los Nets durante varias semanas.

    Ahora, en un regreso a su faceta más polémica, Irving vuelve a estar en todas las portadas. Afirma que no se va a vacunar contra el Covid-19, un requisito indispensable en la ciudad donde juega (Nueva York) para formar parte de los encuentros de la NBA. Y la polémica, otra vez, está servida.

    Un año complicado por delante

    No ha surgido en el mejor momento esta tesitura. Los Brooklyn Nets de la NBA eran los favoritos para esta campaña 2021/2022 a llevarse el anillo de la mejor competición del mundo del básquet. Tienen a Kevin Durant, para muchos el jugador más determinante en estos momentos. A James Harden, uno de los mejores jugadores ofensivos de la historia. Y, aún por encima, tenían a Kyrie Irving, mago del balón, excampeón de la NBA junto a LeBron James en los Cleveland Cavaliers.

    Pero Kyrie, ya se sabe, es impredecible. Dejó los Cavs en su momento por sentirse apocado bajo la enorme sombra de James. Se fue a Boston Celtics, donde le dieron todo para convertirse en líder, pero donde él no ejerció como tal. Su paso, visto en perspectiva, no pasó de un año de paréntesis. Para él. Para la franquicia.

    Tras tanta noticia a su alrededor, parecía que Irving había encontrado la estabilidad en Brooklyn. Un entrenador joven, Steve Nash, que lo comprende, que lo cuida. A veteranos como Kevin Durant y James Harden que lo podrían ayudar en su búsqueda del anillo. Pero apareció el Covid-19. Y lo peor (solo en su caso, obvio): la vacuna.

    Se enfrenta a pérdidas millonarias

    Hace unas semanas se dijo en medios especializados que Durant estaría intentado convencer a Irving para que se vacunase. No surtió efecto. El base, nativo de la misma Nueva York, se reafirmó en su posición. Y ahora queda por ver cuáles son las consecuencias a las que se debe enfrentar.

    Habrá que conocer las medidas que decide tomar su franquicia, que, salvo cambio en la normativa, no podrá contar con él en los 41 partidos en casa de la Regular Season. Tampoco en los de playoff. O en los que juegue en San Francisco frente a los Golden State Warriors, donde está en pie la misma normativa que en Nueva York.

    Habrá que ver, también, las pérdidas económicas que todo esto supone para Irving. Según cálculos de diferentes medios, estos podrían ascender a los 186 millones de dólares.

    Los Nets lo dejan fuera del equipo

    Por ahora, la primera decisión que ha tomado su franquicia es la de dejar a Kyrie fuera del equipo. Se planteaba la posibilidad de que formase parte de la disciplina de los Nets, para llevarlo solo a los partidos de casa. No. Mientras no se encuentre una solución para que pueda formar parte del equipo a tiempo completo, Irving vivirá apartado de sus compañeros.

     

    Sabiendo esto, queda por ver, por último, qué implicaciones tendrá la ausencia de Kyrie Irving en la lucha por en anillo en junio de 2022. La franquicia partía en casi todas las previsiones como favorita, gracias al potencial de su deslumbrante big three. Pero ahora, en manos del impredecible Irving, los Nets son un poco menos favoritos.

    Solo un poco, eso sí. En Paf.com, que el campeonato viaje a Brookyln se paga a 3,30. Mucho menos que los 4,75 euros del segundo favorito: Los Angeles Lakers de LeBron James.

    Martín Gómez
    Martín Gómez | Última modificación: November 29, 2021
    Martín Gómez