Zidane se convierte en nuevo entrenador del Real Madrid hasta 2022

Zinedine Zidane vuelve al Real Madrid. Apenas 284 días después de aquella inesperada despedida en la sala de prensa del Santiago Bernabéu acompañado de Florentino Pérez, el francés regresa a la casa blanca. Lo hace de nuevo como entrenador y al rescate de un equipo que ha ido a la deriva desde su salida el 31 de mayo de 2018. Zizou, que será presentado este lunes en un acto a partir de las 20.00 horas, dirigirá mañana martes el entrenamiento del equipo y firmará por lo que queda de temporada y tres campañas más.

Tal y como avanzó MARCA la semana pasada, Zidane era el preferido por Florentino Pérez, que estaba decidido a recuperar al que fuera su técnico a toda costa. Estaba convencido de ello después de una semana trágica que se llevó por delante todas las ilusiones del Real Madrid en esta temporada. El único problema era que necesitaba convencerlo, algo que finalmente logró. Dos conversaciones bastaron para que Zinedine diera el sí al regreso a la que considera su casa desde el mes de julio de 2001.

La llegada de Zidane es consecuencia del adiós de Santiago Solari. El club blanco ha decidido destituir al técnico argentino de su cargo de entrenador del primer equipo a pesar del triunfo en Valladolid. Los malos resultados, la deriva del equipo y la mala gestión del argentino han resultado definitivo para su salida con apenas tres meses de competición y once partidos por delante.

Zidane ha firmado hasta el 2022 para un proyecto a largo plazo – CosminIftode / Shutterstock.com

Decisión inteligente

Con Zidane, el Real Madrid recupera al segundo entrenador más laureado de la historia del Real Madrid. Durante su primera etapa en el banquillo blanco, y en menos de tres temporadas, ganó nueve títulos, lo que le convierte en el segundo entrenador más laureado de la historia del Real Madrid. Sólo Miguel Muñoz, con 14 trofeos, le supera en el palmarés. Molowny se queda en ocho y Del Bosque con siete, completando la zona noble del Olimpo de los técnicos blancos.

Champions, Supercopa de Europa, Mundial de clubes, Liga, Champions, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Mundial de Clubes, Champions… Es la increíble trayectoria del Madrid con Zidane al mando del vestuario en su histórica primera etapa. Ahora, 284 días después, en el Bernabéu esperan recuperar el trono perdido bajo la mano de uno de los grandes. Con este mapa encima de la mesa no es extraño que Florentino Pérez haya elegido a Zidane, un personaje por encima de un tiro al poste, un mal partido o un enfado del Bernabéu. Zidane no pertenece al club de los entrenadores que se atormentan por una jugada ensayada o una báscula en el hotel. El oficio de Zidane es ser Zidane. No es la oportunidad de su vida porque si sale mal va a seguir siendo Zidane.

De paso, el presidente, al encomendarse a un mito, manda un mensaje claro a la plantilla. Cada uno se juega el puesto y el contrato hasta el verano. No es lo mismo un descarte de Solari en una hoja de convocados que uno de una leyenda. Zidane va a pasar lista cada semana. En la vida hay gente que sabe recoger una botella varada en la arena y construir con ella una bodega. Florentino ha enviado un balón suelto y ha encontrado a Zidane, el especialista en los viajes hacia ninguna parte.