Rakitic estará tres semanas de baja tras el parón de selecciones

El compromiso de selecciones no sólo ha supuesto que el Fútbol Club Barcelona pierda al croata Ivan Rakitic para las próximas semanas, además inicialmente no percibirá compensación alguna por parte del FIFA por el contratiempo que supone perder a un jugador de la importancia del internacional croata.

Y todo se explica en el tiempo de convalecencia que está previsto inicialmente para el centrocampista de equipo azulgrana. Conviene recordar que Rakitic se lesionó en el compromiso ante España del pasado jueves. Según los informes médicos sufre una lesión muscular en el “semimembranoso de la pierna derecha”. Lesión que se estima que obliga al croata a tener un tiempo de inactividad de tres semanas.

Tiempo durante el cual se perderá los partidos ante el Atlético de Madrid, este ya no iba a disputarlo por sanción, además del partido de Champions ante el PSV y los posteriores de Liga y Copa frente al Villarreal y la Cultural Leonesa.

Pues bien, siempre y cuando la recuperación del croata ronde estas tres semanas previstas inicialmente, esto supone que el Fútbol Club Barcelona no percibirá compensación alguna de FIFA por el contratiempo que supone perder a su jugador por lesión como consecuencia de un partido internacional de selecciones.

Y todo porque el Programa de Protección de clubes que puso en marcha la FIFA previo al Mundial de Brasil del 2014 establece en 28 días de ausencia o inactividad el tiempo mínimo para que pueda el club propiedad del jugador empezar a recibir una compensación económica por el trastorno que supone perder a su jugador. Sería a partir del vigesimonoveno día cuando el Fútbol Club Barcelona empezaría a percibir un dinero por cada día que Rakitic no tenga el alta médica. Siempre teniendo en cuenta que la cantidad máxima de compensación son de 7,5 millones de euros al año con un máximo diario de 20584 euros.

Rakitic jugando con la selección croata – DarioZg / Shutterstock.com

El cálculo de la indemnización se extrae del salario fijo del jugador incluyendo la contribución a la Seguridad Social, si bien quedan excluidas las primas y las variables que existan. La cobertura se inicia desde el momento que el jugador viaja y finaliza en la medianoche del día que acaba su participación con la selección o vuelve a casa o 48 horas después de haber abandonado la selección.

Sergi Roberto debutó esta temporada como interior zurdo. Fue ante el Alavés, en la primera jornada de LaLiga. El de Reus no estuvo en la Supercopa de España ante el Sevilla porque arrastraba una sanción desde el ejercicio anterior, pero fue titular ante el conjunto vitoriano.

Ernesto Valverde le situó en el centro del campo y Jon Aspiazu explicó la decisión, que dejó a Coutinho en el banquillo, de esta manera: “Hemos apostado por este once para no conceder tantos contragolpes, al contrario. Además, Sergi Roberto nos puede ayudar mucho en esa posición”. El Barça ganó 3-0 y el canterano completó los noventa minutos, demostrándole a su entrenador que puede contar con él tanto en el lateral diestro como en la medular.

Nada ha cambiado desde entonces y los hechos ayudan a seguir apostando en la misma dirección. El técnico blaugrana acabó muy satisfecho del cambio táctico que ejecutó ante el Real Madrid en el Camp Nou, cuando los blancos más apretaban en busca del empate. Envió a la ducha a Rafinha, ascendió al de Reus y colocó a Semedo en el lateral. Junto a la entrada de Dembélé, estas dos variaciones tácticas volvieron a dar el control y el mando al Barça, que acabó goleando con dos asistencias de Sergi Roberto a Luis Suárez.

Antes también ayudó, desde el centro del campo, a lograr la victoria por 1-2 en Anoeta ante la Real Sociedad, esta vez con más apuros que en el Clásico. El de Reus, titular fijo, ya destacaba por su polivalencia junto a Luis Enrique y se trata de una opción muy válida para sustituir la ausencia por lesión de Ivan Rakitic.