IconCASAS DE APUESTAS
IconBONO
IconLIVE SCORE
IconPRONÓSTICOS
IconAPPS
Ba

Messi es seria duda para la ida de Copa del Rey

El FC Barcelona ha vuelto a los entrenamientos tras la jornada festiva de ayer. El equipo azulgrana ha salido a ejercitarse al campo 2 sin Leo Messi, que se ha quedado en el gimnasio para ser visitado por los médicos. El estado del argentino tras la sobrecarga que sufrió ante el Valencia y si podrá participar ante el Real Madrid es la gran incógnita de la jornada de hoy. Por su parte, Ousmane Dembélé hace realizado de campo en solitario. El francés sufrió un esguince de tobillo el pasado 20 de enero ante el Leganés. Además, el extremo sufrió el pasado fin de semana un proceso gripal.

También han sido citados al entrenamiento los jugadores del Barça B Iñaki Peña, Wague, Morer y Miranda. El joven portero es el sustituto del lesionado Cillessen, quien ha caído y será baja para seis semanas. Aunque los rumores sobre el estado físico de Messi no han parado desde que sufrió molestias durante el partido contra el Valencia (teniendo que ser atendido en la banda), desde el club siempre se ha mantenido el mismo mensaje optimista sobre sus opciones de jugar el clásico de Copa de este miércoles contra el Madrid.

Este lunes por la mañana, Messi no ha entrenado con el resto de sus compañeros por precaución, pero desde el FC Barcelona se ha insistido en que hay tranquilidad absoluta sobre su estado físico. «Ninguna inquietud con Messi», es el mensaje que han transmitido. El golpe que sufrió durante el encuentro de Liga le provocó dolor y una pequeña contractura que no le debe impedir jugar contra el Madrid.

De todas formas, habrá que esperar al entrenamiento de este martes para ver las sensaciones de Messi. Será cuando el crack argentino pisará nuevamente el césped con el resto de sus compañeros. Si no hay dolor, Valverde le incluirá en la lista de convocados para el partido del miércoles. Si juega o no ya será, entonces, una decisión técnica.

Messi será clave para que el Barcelona supere al Real Madrid – Francesc Juan / Shutterstock.com

Bale, la incógnita en el Real Madrid

Santiago Solari, entre ‘spotlight’ y ‘wired’ quiere que Bale sea el jugador que lidere a su Real Madrid. Siempre que le preguntan por el galés, el técnico le pone por las nubes y poco menos dice le señala como el futbolista más importante de la plantilla. Lo cierto es que el galés lo tiene todo para ser ese líder, pero no parece que sea en este Real Madrid a pesar de Solari que ante el Alavés optó por ‘sacrificar’ a Vinicius cambiándole de banda para poner a Bale en su sitio natural, la izquierda, para que entrase en juego.

Un intento del entrenador del Real Madrid de ayudar a Bale que quedó en nada. Es cierto que en la izquierda, el galés apareció un poco más e incluso tuvo una ocasión de gol. Sin embargo, su partido ante el Alavés mostró que Bale no conecta, no está en este Real Madrid.

Ante el Alavés, Solari decidió sentar a Lucas para apostar por el británico y devolverle la titularidad tras superar su enésima lesión muscular. Bale pasó completamente desapercibido durante los 63 minutos que estuvo en el terreno de juego. Sus datos son una muestra clara de lo que hizo Bale ante el Alavés. No recibió ni una falta, fue el que menos pases dio, no robó ni un balón y ni tan siquiera realizó un regate.

Mientras Benzema y Vinicius lideraban el ataque blanco y ayudaban en defensa, Bale no estaba ni se le esperaba, como si el partido no fuese con él. La gran incógnita es ver si Solari sigue apostando por él para el Camp Nou sacrificando a Vinicius o Lucas Vázquez, algo que resultaría incomprensible viendo los méritos del galés.