IconCASAS DE APUESTAS
IconBONO
IconLIVE SCORE
IconPRONÓSTICOS
IconAPPS
Ba

Luis Suárez da un paso al frente sin Messi

A Luis Suárez se le atraganta la Champions League. El delantero uruguayo se ha ganado en el terreno de juego ser considerado como uno de los mejores goleadores de los últimos tiempos, pero no consigue mantener buenas estadísticas en todas las competiciones. Mientras en La Liga y Copa del Rey sus números son brillantes, en Champions su rendimiento se desploma inexplicablemente.

El ariete azulgrana ha marcado 118 goles en Liga en 141 encuentros. Ha visto portería en el 56% de los partidos. En Copa del Rey marca en el 55% de los envites en los que participa. Sin embargo, en Champions solo logra ver puerta en el 33%.

No es casual que Luis Suárez lleve 1.328 minutos sin anotar gol lejos del Camp Nou en la máxima competición continental. O lo que es lo mismo, 14 partidos. La última vez que marcó como visitante fue 16 de septiembre de 2015 en el Olímpico de Roma. Este martes, también en territorio italiano, tiene la oportunidad de romper su sequía frente al Inter de Milán y, de paso, estrenar su casillero porque esta temporada aún no ha conseguido marcar.

El día y la noche, la cara y la cruz, y el Suárez de la Liga y el Suárez de la Champions. El uruguayo sigue con su alarmante gafe en la máxima competición europea. Ayer, en Milán, nuevo capítulo de esta serie de terror de cara a portería. El ariete lo intentó por todos los medios, pero se fue sin el premio del gol. No quería entrar.

Suárez se ha convertido en uno de los líderes sin Messi – Maxisport / Shutterstock.com

Todo lo contrario que ocurre en la competición doméstica, donde el ‘killer’, que tardó en ‘despertar’ esta temporada, va como un tiro. Es el Pichichi de LaLiga Santander con 9 goles y viviendo un sensacional estado de forma. La lesión de Messi obligó al uruguayo a tomar el mando del Barcelona y el jugador respondió al reto. Anotó un ‘hat-trick’ en el Clásico ante el Real Madrid y logró un salvador doblete ‘in extremis’ ante el Rayo Vallecano para situarse como máximo goleador en estos momentos.

Pero es salir del territorio español y la portería parece hacerse más pequeña. Porque por entrega, intensidad y disparos no va a ser. No en vano, ayer, ante el Inter de Milán en el Giuseppe Meazza igualó a Ronaldinho como el jugador del Barcelona que más veces ha rematado en un partido de la Champions sin macar. Un total de nueve lanzamientos que no terminaron en gol, como le pasó al legendario jugador brasileño en la gran final de París ante el Arsenal.

Pero el caso de Luis Suárez se antoja todavía mucho más grave si tenemos en cuenta que suma ya tres años (que se escribe pronto) sin marcar en Europa fuera del Camp Nou en competición europea. La última vez que lo consiguió fue en septiembre de 2015, en casa de la Roma. Curiosamente, el delantero, que no ha marcado todavía en esta edición, anotó su último gol en esta competición también ante la Roma, pero en el Camp Nou, en la ida antes del fatídico partido de vuelta. Son las dos caras de un jugador único que vive en sus carnes el bien (Liga) y el mal (Champions).

La esperanza para los culés es que suceda como en el torneo liguero, que cuando entró una entraron todas las demás. El sino de todo delantero, siempre bajo el eterno juicio del gol.