La Real Sociedad pierde muchos jugadores ante el Celta

El quebradero de cabeza de Asier Garitano de cara al partido contra el Celta de Vigo, con el que se reanudará la competición el lunes 26, está claramente ubicado en el centro del campo. Es en la sala de máquinas realista donde, a día de hoy, tiene un agujero, con dos bajas garantizadas para el encuentro frente a los vigueses, dos futbolistas ahora mismo son duda y sólo dos hombres al 100% de sus facultades.

Esta situación le obligará a recomponer la zona ancha y podría incluso conducir al técnico a poner en liza un centro del campo inédito ante los gallegos. Los dos futbolistas cuya participación está descartada son Asier Illarramendi y Luca Sangalli. El mutrikuarra vio la quinta amarilla contra el Levante y el donostiarra acaba de empezar a correr. Tras el ictus, aún tardará en volver.

Las dudas son las de Mikel Merino e Igor Zubeldia. A buen seguro que esta segunda es la que trae de cabeza al entrenador txuri urdin. Porque el azkoitarra ha sido titular en todos los partidos. Sufre una tendinopatía en el aductor de la cadera que le ha tenido fuera de la Sub-21 y de los entrenamientos de la Real durante este parón liguero. Aún no se ha reincorporado al grupo y, de hacerlo, lo haría el viernes, tras la jornada de descanso de mañana. Habrá que ver si con sólo tres entrenamientos Garitano le alinea, pero habida cuenta de su importancia, no se puede descartar que arriesgue.

Mikel Merino está entrenando con el grupo, pero la lesión muscular que se produjo ante el Valencia fue de grado 3 y requiere cautela. Quizá esté para entrar en la convocatoria, pero no aún para ser titular. De hecho en los últimos entrenamientos procura evitar disparar con la diestra, pierna de la que está lesionado. Claro que en su caso es menos trascendente porque es zurdo.

Ante este panorama, el entrenador blanquiazul sólo tiene dos piezas sanas entre los centrocampistas: son Rubén Pardo, que ayer dio el susto con una torcedura de tobillo, y David Zurutuza. Si no se recuperara Zubeldia, el doble pivote sería para estos dos hombres, con Oyarzabal jugando por dentro, delante de ambos.

Real Sociedad en el derbi ante el Athletic – imagestockdesign / Shutterstock.com

En caso de que llegara Zubeldia, bien podrían formar el azkoitarra y Zurutuza, con Pardo por delante y una línea de tres atacantes por delante. Con Januzaj, Willian José y Oyarzabal, estando también Sandro y Juanmi como alternativas. Al menos, con el regreso de Zubeldia, Garitano incluiría a tres centrocampistas natos, algo más próximo a lo que ha venido haciendo hasta ahora.

No obstante, no hay que olvidar que ante el Sevilla no le tembló el pulso a la hora de poner a Oyarzabal por delante de Illarra y Zubeldia y a Januzaj, Willian José y Juanmi en ataque, formando con un 4-3-3 con marcado carácter ofensivo.

Si bien Asier Garitano tendrá que maniobrar en el centro del campo, el entrenador txuri urdin puede celebrar que mantiene en plenas condiciones a toda la parcela ofensiva del equipo, sobre todo habida cuenta de que tanto Januzaj como Oyarzabal han estado fuera, con sus respectivas selecciones durante esta semana. Ninguno de los dos ha sufrido percance alguno y el belga se reincorporó ayer a los entrenamientos y el eibartarra lo hará en la práctica de hoy.

En la zaga, con la recuperación de Zaldua, la de Navas sería la única baja. En esa línea las dudas radican en si Garitano se decanta por el donostiarra en el lateral diestro o por Aritz Elustondo para poner en el eje a Llorente y a Moreno. Menores serían las opciones de que jugara Andoni Gorosabel.