IconCASAS DE APUESTAS
IconBONO
IconLIVE SCORE
IconPRONÓSTICOS
IconAPPS
Ba

Guerra entre el Real Madrid y Bale por su venta

El Real Madrid no cuenta con Gareth Bale para la próxima temporada, por petición expresa de Zinedine Zidane y por deseo también del club blanco, donde creen que el ciclo del futbolista galés se ha terminado. Visto así, parecería que sólo falta ponerle una fecha de salida para poner fin a la etapa de Bale en el Madrid. Pero el caso es mucho más complicado de lo que parece y la realidad es que el culebrón no ha hecho más que empezar.

Bale no quiere abandonar el Real Madrid. Las palabras de Jonathan Barnett asegurando que seguirá en España la próxima temporada no son tanto una amenaza y una estrategia como el deseo del futbolista galés y de su familia, felices, aunque pueda parecer extraño, en la capital española. Porque, aunque Bale no hable castellano, el jugador y, sobre todo, su esposa, están encantados con la vida que llevan en España y no quieren cambiarla. Los graves problemas que ha tenido la familia de su mujer con mafias de Gales y la justicia no le invitan, además, a realizar una mudanza al Reino Unido. Se encuentran más cómodos y protegidos llevando su día a día en Madrid, donde tienen su mansión en La Finca en propiedad y perfectamente adaptada a sus gustos.

Deportivamente, está claro, Bale lo tiene imposible con Zidane. Lo saben en el club y lo sabe el propio futbolista, aunque el francés no le haya dicho nada sobre su futuro a estas alturas. Pero Bale, pese a ese aire despistado y de no enterarse de nada, conoce perfectamente lo que se cuece en el Madrid a su alrededor. Pero sigue a lo suyo. Y eso que, según denuncia el galés a su entorno, el entrenador no le ha dirigido la palabra desde que se hizo cargo del equipo el pasado 11 de marzo, más allá de ciertas instrucciones deportivas puntuales. Pero en el día a día, ni se cruzan las miradas.

Gareth Bale no ha tenido su mejor temporada en el Real Madrid – imagestockdesign / Shutterstock.com

Posibles salidas

Zizou no cuenta con el galés y está haciendo todo lo posible para que se dé por enterado -está jugando para que mantenga su valor en el mercado-, pero el futbolista se resiste a marchar y cuando se especula con su futuro tanto él como su representante se remiten a su contrato. A Bale le restan tres años y gana una cifra anual neta de 17 millones de euros, un obstáculo para el 95% de los clubes del mundo. Además, ni el Madrid ni Bale tienen ahora mismo oferta alguna sobre la mesa, lo que dificulta más todavía hacer realidad el deseo de Zidane, intransigente con esta medida que ha tomado: no le quiere en el equipo la próxima temporada.

¿Y qué mercado queda para el galés? Uno muy reducido. Regresar al Tottenham es una opción que desde el entorno de Bale nunca han descartado, pero el equipo londinense no tiene el potencial económico para hacerse cargo de su ficha. Aquí tendría que entrar la fórmula que ya barajan desde el Madrid de buscar una cesión, fórmula que desde el entorno de Bale tampoco gusta. Consideran una falta de respeto que se hable en esos términos de un jugador al que creen que se le está faltando al respeto, tanto en el club como en la grada. «Cualquier otro jugador que hubiera marcado de chilena en una final de la Champions tendría un monumento», señalan sus allegados.

El Bayern, club con poderío y en recomposición, es otra de las opciones que le quedarían al Madrid para vender a Bale, pero por ahora tampoco hay noticias del club alemán en este sentido. Bale, por ahora, sólo cuenta los días que faltan para marcharse de vacaciones tras una de sus peores temporadas. No piensa hacer declaraciones ni dar pistas sobre su futuro. Por ahora, es su agente el que se encarga de trasladar sus deseos y pensamientos a los medios. Él, asegura, se dedica a jugar y a entrenar. Y aunque sabe que Zidane no cuenta con él, actúa como si no se diera por enterado. Al menos, dice, mientras el técnico no se lo diga a cara. El próximo partido del Real Madrid será ante el Villarreal, donde os recomendamos apostar a su victoria con una cuota 1,64 en Betfair.