El Sevilla destitutye a Machín y Caparrós será su sustituto

El pentacampeón de la Liga Europa se despidió en octavos de final en una prórroga loca ante el Slavia de Praga, y con él se marchó también su entrenador, Pablo Machín. «El Sevilla FC ha tomado este viernes la decisión de relevar de su cargo al hasta ahora técnico de la primera plantilla, Pablo Machín, debido a los malos resultados cosechados por el equipo en las últimas semanas. De forma inmediata, toma las riendas del equipo el director de Fútbol Joaquín Caparrós, que tendrá como ayudantes a sus adjuntos Carlos Marchena y Paco Gallardo, además de a Antonio Álvarez», explica el conjunto hispalense en un comunicado.

La eliminación europea ha sido la gota que ha colmado el vaso. El Sevilla estaba atravesando una mala época en LaLiga, con cinco partidos consecutivos sin ganar, racha que cortó en la última jornada ante la Real Sociedad. Pese a ello, se mantiene sexto, en el último puesto que da acceso a la próxima Liga Europa, aunque amenazado por el Valencia y el Betis. Joaquín Caparrós, que ya dirigió al Sevilla entre 2000 y 2005, en lo que supuso el arranque de la época gloriosa del club, vuelve a ser el técnico de emergencia. Ya el año pasado acabó el año en el banquillo para sustituir a Montella. El domingo ante el Espanyol dirigirá su partido 500 en Primera.

Pablo Machín se ha despedido hoy del Sevilla en una rueda de prensa en la que ha repasado los nueve meses que ha vivido en el banquillo del Sánchez-Pizjuán. El soriano comenzaba agradeciendo a todos los estamentos del club el trato recibido: “Nueve meses de momentos felices y otros en los que los resultados no se han dado. Agradezco la confianza que se depositó en mí en aquel mes de julio. Agradezco el trato que me habéis dado, a la magnífica afición. También a los futbolistas, de los que no he tenido dudas de su implicación. Gracias a ellos hemos tenido momentos muy buenos, incluidos los lideratos que ostentamos. Están preparados para conseguir los éxitos que no hemos podido. Pero no es momento para lamentaciones. Me he sentido un privilegiado, un sevillista más”.

Uno de los partidos del Sevilla esta temporada – Ivica Drusany / Shutterstock.com

Despedida agridulce

Considera justa la decisión: “El fútbol no es lo que cree un entrenador. A mí sólo me queda asumir y acatar las decisiones. Sólo me queda aprender de estos ocho meses, que ha sido una experiencia gratificante e intentar aprovecharla en otro sitio”.

Ha notado el apoyo del club hasta el final: “Siempre he sido sincero. El apoyo siempre lo he sentido. La manera de actuar del club ha sido siempre igual desde que llegué hasta ayer. Me siento igual que cuando llegué. Me pilla un poco por sorpresa por la inmediatez con el siguiente partido y el parón que va a haber. El detonante fue el último partido, a falta de un minuto estábamos consiguiendo el objetivo. Estaba preparando el partido contra el Espanyol y cómo levantar el ánimo del grupo. Pero mi andadura acaba aquí”.

¿Qué le parece la elección de Caparrós?: “Quien lo ha elegido buscará lo mejor para el club. Por sevillismo el número uno es él. Lleva 500 partidos en Primera, así que experiencia tiene. Ha confeccionado la plantilla. Cualificado está para conseguir los objetivos que se ponga el club. En la plantilla hay valor futbolístico, pero también humano y eso en los momentos difíciles se nota”.