El Real Madrid busca desesperadamente un delantero

La puerta está entreabierta. Ya no está cerrada del todo. los dos últimos fallos del Real Madrid no han conseguido cambiar el guion, pero ahora ya no se es tan tajante a la hora de decir que no a la llegada de un delantero, posición que muchas voces dentro del madridismo ven como necesaria de ser reforzada de manera inmediata.

La idea que se mantenía días atrás es que Brahim Díaz fuera el primer y último refuerzo del equipo blanco en el mercado de invierno. No había intención de tocar más la plantilla, pese a la existencia de informes internos que aconsejaban la llegada de un delantero hecho y derecho y no proyectos por hacer como sucede con los últimos fichajes realizados.

Benzema está rindiendo y cumpliendo, pero no basta con su aportación. Sin Bale otra vez en el terreno de juego, el francés se ha convertido en la única referencia ofensiva ante las continuas lesiones de Mariano. La aparición de Vinícius ante la Real Sociedad sirvió para demostrar que puede ser jugador del Real Madrid, pero muchos reclaman otro nueve y así se lo están diciendo a Florentino Pérez, que sigue pensando en Neymar, sin olvidarse de la llegada de Hazard en el próximo verano.

La idea, de llegar alguno, es seguir la línea de los últimos refuerzos, es decir, jugadores con futuro y presente. Suenan Werner (del Red Bull Leipzig), Piatek (ariete polaco del Genoa), Icardi (aunque parece prácticamente imposible por lo complicado de su entorno) y Jovic (del Eintracht de Frankfurt).

Icardi celebrando uno de los goles con el Inter – Paolo Bona / Shutterstock.com

Mariano, Bale y Asensio, sentenciados

El francés marcó cinco tantos en los primeros cuatro partidos de la temporada y tuvo otra racha en noviembre, en la que anotó cinco goles en cuatro partidos.

Pero entre medio, Karim se pasó 10 partidos sin ver puerta. Y no solo eso. En siete partidos no mandó ni un chute entre palos, mientras que en cinco ni siquiera disparó a puerta. Ni dentro ni fuera. Y el delantero titular de un equipo que aspira a todo no puede ser tal irregular.

Por su parte, Mariano Díaz, tampoco está dando la talla. El catalán llegó con el papel de ser el revulsivo y el heredero de Benzema a medio/largo plazo. Pero el de Premià de Mar está siendo una de las grandes decepciones de la temporada. Julen lopetegui nunca le tuvo demasiada confianza y Santiago Solari no le tiene ninguna.

Y qué decir de Gareth Bale. El británico vuelve a estar lesionado, pero el nivel mostrado hasta antes de su lesión contra el Villarreal dejaba mucho que desear. Como el de Marco Asensio antes de caer en la semifinal del Mundial de Clubes. El balear se aleja cada vez más del candidato al Balón de Oro que algunos aseguraron que sería en el Real Madrid.

Vinícius, una esperanza a largo plazo

El único que parece ponerle más ganas es Vinícius Jr. Pero en sus actuaciones se ha visto que todavía está muy verde para liderar el equipo. Apunta maneras, pero queda camino que recorrer por delante para ser ese jugador decisivo.

Por eso Florentino busca urgentemente un ariete. Un goleador que termine con los problemas del equipo de cara a puerta. Un futbolista que sirva también para ser una de las piezas importantes del futuro proyecto.