El papel de Arturo Vidal en el Barcelona

El jugador chileno fue el último fichaje del equipo blaugrana para esta temporada, una de las incorporaciones que más ha ilusionado al barcelonismo. Tras un mes en Can Barça, Vidal apenas ha tenido minutos y no ha sido nada protagonista en gran parte por los escasos partidos que ha disputado su equipo hasta la fecha.

Numerosos han sido los rumores que apuntaban a su rodilla como la principal razón por la que el Bayern no puso oposición a su salida. Tras unas pruebas, el chileno ha demostrado estar en condiciones óptimas para empezar a sentirse protagonista en uno de los mejores centros del campo del mundo. Estas dudas provienen tras tener que abandonar el entrenamiento con su selección por unas molestias sufridas en la rodilla derecha. Las horas siguientes fueron claves al desmentirse cualquier tipo de lesión ya que el club blaugrana se preocupó por su estado físico antes de cerrar su fichaje.

Los próximos meses serán el escenario perfecto para que el chileno empiece a coger protagonismo y demostrar el nivel al que llegó en sus equipos anteriores. Fuentes cercanas al jugador aseguran que su paso por el Barcelona no es para estar en el banquillo y disputar algunos minutos, se muestra ambicioso y quiere tratar de ser titular en gran parte de la temporada. No será una tarea fácil ya que esa zona tiene grandes jugadores que tienen muy interiorizada la idea de cómo quiere Valverde que juegue su equipo con el balón.

Vidal durante uno de los encuentros con Chile – A.PAES / Shutterstock.com

Arturo Vidal es consciente de que deberá ganarse el puesto en las limitadas oportunidades que le brindará el técnico ya que hay solo tres posiciones para muchos jugadores en la zona del mediocampo. El cuerpo técnico del Barcelona ya ha comunicado a Vidal que esté tranquilo ya que contará con más oportunidades cuando vuelvan los dos partidos por semana con competiciones como la Champions League o la Copa del Rey. Durante la temporada pasada, ya era habitual ver a Valverde rotar mínimo a uno o dos jugadores durante cada partido.

Si algo es seguro, es que Vidal ha llegado al club catalán para dejarse la piel y recuperar la continuidad que se espera de un jugador de su talla. Todos los factores están disponibles a falta de que se dé el momento concreto para que el chileno vuelva a su máximo nivel. Tanto la afición, directiva y cuerpo técnico están seguros de que Arturo ha sido una gran incorporación y todavía no ha pronunciado su última palabra sobre el terreno de juego.

Los próximos partidos del Barça son complicados y necesitan que todos los jugadores estén enchufados para conseguir los mejores resultados. El calendario del Barça será de una exigencia máxima y la prueba está en el nivel de sus próximos adversarios a finales de septiembre y a lo largo de octubre: Athletic, Tottenham Hotspur, Valencia, Sevilla, Inter de Milán y Real Madrid. Seis rivales de entidad que supondrán una prueba de fuego para todos los integrantes de la plantilla que quieran contar con más minutos durante la fase decisiva de la temporada.