El Getafe roba la plaza de Champions al Sevilla

Getafe suena a música de Champions. Sería muy atrevido afirmar que finalmente conseguirá tal logro, pero también es cierto que es justo reconocer que si un equipo está ahí en la jornada 25 no es por casualidad. El Getafe es cuarto y por delante sólo tiene a Barça, Atleti y Real Madrid, precisamente los tres representantes españoles en la actual máxima competición.

El Getafe en Champions y Mata, Molina y Raul de Tomás, pichichis nacionales.Los tres delanteros comenzaban el partido con 9 goles y los tres lo finalizaron con 10, igualando el registro de Aspas y Borja Iglesias. Exceptuando al céltico, un buen puñado de goleadores nuevos que persisten en golpear a la puerta de Luis Enrique. No puede parecer marciano si alguno de ellos es llamado a la siguiente convocatoria de la Selección. El triunfo del Getafe dinamita al Rayo que, estando en descenso, sigue en caída, y ya son cuatro las jornadas consecutivas que lleva perdiendo.

Fue Mata un tormento para el Rayo. Todo lo trascendente que sucedió en la primera parte lo protagonizó él. Primero pidiendo penalti (7’). No lo era. Amath apenas frotó su camiseta pero el delantero simuló una exagerada caída. El teatrillo le quedó feo, pero eso no restó mérito a su acción. El desmarque de Mata entre los dos centrales fue exquisito, la petición de penalti, excesiva. El primer remate del partido fue de Mata (11’) de cabeza. Se le fue alto. En el 28’, Mata hizo el gol.

Alberola Rojas lo concedió en el 32’ previa consulta con el VAR. El árbitro de campo había concedido gol de inicio. Chequeando las imágenes, desde la sede de la Federación en Las Rozas le recomendaron ver las imágenes. Había fuera de juego posicional de Foulquier, que fue quien le dio la asistencia a Mata. Como era un fuera de juego posicional y por lo tanto jugada interpretativa, Alberola confirmó su primer criterio y dio gol. Aún aparecería Mata una vez más antes del descanso, en el 41’, filtrando un pase a Molina que acabó en gol y que el VAR anuló al existir fuera de juego del delantero.

La victoria del Getafe ante el Rayo permite a los azulones hacerse con la cuarta plaza – EFECREATA.COM / Shutterstock.com

Efectividad pura de los azulones

Del Rayo se sabía poco y lo poco que se sabía nada bueno decía. Estaba encajando, le rompían las líneas con facilidad y no había tirado ni una sola vez a puerta. Tras el descanso, del vestuario salió otro Rayo. Un equipo que pedía protagonismo, que pedía el balón, que pedía más, que algo ya hacía…Y fue así que, en el minuto 58, el primer disparo a puerta del Rayo fue gol. Raúl de Tomás recibió de espaldas, se escoró para quitarse de encima a Djené y marcó a la media vuelta. Si buena había sido la maniobra de Mata, tanto o más la de Raúl de Tomás. Otro que suma 10 goles. ¿Estaría Luis Enrique en el Coliseum?

La fiesta el gol español la completó Molina marcando en el 68’. El origen fue una perfecta manobra de Portillo que filtró un pase para el desmarque de ruptura que le hizo Mata. Recibió Mata, esperó la llegada de rivales y cedió el balón a Molina, quien anotó a puerta vacía. El Rayo Vallecano cayó derrotado por 2-1 ante el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez, en el partido correspondiente a la jornada 25 de LaLiga Santander.

El equipo franjirrojo dominó el partido teniendo el 58,2% de la posesión del partido; aunque solo le sirvió para disparar siete veces ante la meta de Soria (solo dos a portería). Las mismas veces que tiró a portería el Getafe. Los convirtieron ante el Rayo sus únicos dos disparos a portería (2).