El futuro de Lucas Hernández está en el aire

El salto de calidad que ha brindado Lucas Hernández en los últimos tiempos se ha notado tanto en su rol en el Atlético (cada vez más asentado en el once ya sea de central, como ante el Betis, o de lateral zurdo) como en toda la Europa futbolística. De ahí que hayan sido varios los clubes (Real Madrid, Manchester United, Manchester City, entre otros) que ya han tocado su puerta con ofertas mareantes. Ni la última renovación con los rojiblancos (en la que su cláusula subió de 55 a 80 millones, con la correspondiente subida de sueldo) ha espantado a los equipos que ven en él a una apuesta segura.

Hasta ahora, Lucas ha respondido siempre con un “no” a las ofertas, algunas mareantes, que le han llegado en los últimos tiempos. Este miércoles, sin embargo, habló en RMC para dejar una puerta abierta a una posible salida.Aunque, además, no olvidó mandar un guiño a su actual equipo, en el que lleva desde que era un niño. “Espero estar mucho tiempo en el Atlético, pero bueno, sabes que el fútbol va muy rápido. Si llegara una oferta que fuera irrechazable…”.

Y Lucas tiene esas ofertas. Vaya si las tiene. El United doblaba su sueldo este verano, pero el futbolista decidió al final quedarse en el club rojiblanco. Pero tanto el mayor de los Hernández como su entorno saben que su cotización ha subido (clave para ello fue su espectacular Mundial con Francia) y que su actual sueldo, pese a la última renovación, no se ajusta a lo que podría ganar en otros clubes.

Lucas Hernández jugando con la selección francesa – Vlad1988 / Shutterstock.com

De ahí las declaraciones de Lucas. De ahí que cuando se abra el mercado en enero el Atlético se pueda encontrar con un problema con el que, actualmente, es su defensa más en forma. Lucas ha alcanzado la élite de los defensas del Viejo Continente y no es de extrañar que los equipos que quieren reforzarse en defensa abonen esos 80 millones de cláusula. Un dineral que en otros tiempos sería imposible, pero que en el actual mercado se antoja un precio justo para un defensa de un nivel top que además apenas cuenta todavía con 22 años.

No era la primera vez que el RealMadrid llamaba a la puerta de Lucas Hernández para llevarse al defensa del Atlético.Sucedió en 2017, justo cuando su hermano Theo le dio el “sí” a los madridistas, rompiendo ese pacto no escrito entre vecinos de no llevarse a jugadores del rival de la ciudad. Un acuerdo que tuvo vigencia durante muchos años. Entonces Lucas dijo “no”, que seguía en el Atlético ante la insistencia del propio Diego Pablo Simeone, que convenció al francés de que iba a desempeñar un rol mucho más importante.

El Cholo, a lo largo de la temporada pasada, cumplió con creces su palabra y el mayor de los Hernández jugó muchos más partidos, incluidos los más importantes de una temporada que acabó con la conquista de la Europa League. Cierto que muchos llegaron de lateral zurdo, pero incluso cuandoFilipe Luis se recuperó de su grave lesión el francés no perdió el puesto en el once.