El Barcelona sigue luchando por Rabiot

El mes de enero de 2019 se acerca y con ello la libertad total y absoluta de varios jugadores que acaban contrato el próximo mes de junio para negociar a cara descubierta con cualquier otro club o, incluso, para anunciar que cambian de entidad a 1 de julio. Es el caso de Adrien Rabiot (23 años), centrocampista del Paris Saint-Germain al que el FC Barcelona tiene en su lista de objetivos prioritarios.

El FC Barcelona está interesado en sus servicios desde hace más de un año. La mejor prueba de ello es que ya intentó incluirlo en la operación Neymar cuando descubrió que era imposible retener al brasileño en su huida hacia la capital parisina. Sin embargo, el PSG no aceptó y el Barça decidió seguir adelante con su interés, pero ya pensando en lograr los servicios del francés libre de contrato.

A seis meses del final de su contrato, llega la hora de la verdad para Rabiot. El futbolista dio hace varias semanas su ‘sí’ al Barça, anunciando al club azulgrana que su intención era recalar en el Camp Nou cuando acabase su contrato con el PSG. Era la culminación a un proceso de seducción largo y silencioso en que el Barça se ha enfrentado a otros clubs potentes como Juventus, Manchester City, Bayern de Múnich, Milan, Roma y varios clubs más. Además, su club se ha dejado la piel para intentar que no se marche, empresa en la que ha fracasado.

Rabiot durante un partido con el PSG – daykung / Shutterstock.com

La opción de enero

Sin embargo, llega la hora de la verdad y en el Camp Nou están a la espera de que Rabiot se ‘moje’ ya de forma definitiva. Su madre, con la que el Barça ha ido hablando durante varios meses, se ha descolgado en los últimos días pidiendo más dinero del pactado de forma verbal como prima de traspaso y ficha. Eso es posible porque entre las partes no hay ningún papel firmado. Ante esa petición, el Barça se mantiene en sus posiciones haciendo valer lo pactado. Esa situación de cierta tensión contrasta con el silencio del jugador francés de cara al Barça en los últimos días.

En el club azulgrana están a la expectativa de lo que comunique Rabiot a la que se entre en el mes de enero. Una decisión que en el Barça esperan que sea positiva para sus intereses, aunque saben que en los últimos días se ha incrementado la presión de otros clubs sobre Rabiot, una vez el jugador ha dejado claro, a través de su madre, que no quiere seguir en el Parque de los Príncipes. La reacción del PSG fue amenazarle con no volver a jugar en los seis meses que quedan de temporada para así intentar forzar su salida en enero a cambio de un traspaso.

El futbolista estaría deseando salir cuanto antes de su club para evitar seis meses de ostracismo. Desde este medio se apunta, en esta línea, que la solución pasaría porque el FC Barcelona se pusiese de acuerdo con el PSG para pagar algo por el centrocampista (se hablaba de 5 millones) que se le quitarían al jugador de su prima de fichaje, cifrada en 10 ‘kilos’. Lo que cuesta creer es que Rabiot esté dispuesto a sacrificar 5 millones de euros por seis meses.