Berizzo es destituido y Garitano se hace con las riendas del Athletic

Eduardo Berizzo ya no es entrenador del Athletic. El club rojiblanco acaba de com unicar que “ha decidido resolver el contrato que unía al entrenador con la entidad” y que a partir de mañana Gaizka Garitano, hasta ahora entrenador del filial, “será el responsable de dirigir el primer equipo”. La nota finaliza con un escueto “mila esker Eduardo, zorte on!” -mil gracias Eduardo, buena suerte-.

La última derrota encajada anoche en el Ciutat de València ante el Levante (3-0), junto a la mala imagen dada por los leones en la segunda parte, han precipitado los acontecimientos y la comisión gestora del club bilbaíno, encabezada por el presidente saliente Josu Urrutia, ha decidido el relevo en el banquillo.

Berizzo llegó al Athletic este pasado verano y solo ha dirigido al cuadro rojiblanco en catorce partidos de Liga y uno de Copa, en los que solo ha sido capaz de sumar dos victorias, una en cada competición. En el torneo de la regularidad los leones llevan sin ganar desde la primera jornada de Liga, allá por el 20 de agosto.

Garitano al mando

Eduardo Berizzo ya no es el entrenador del Athletic. La derrota de ayer en Valencia ha desbordado un vaso lleno de derrotas y frustraciones y la Comisión Gestora, con Josu Urrutia a la cabeza, ha decidido finalmente prescindir del técnico, que no se sentará en el banquillo el jueves contra el Huesca en el partido de vuelta de Copa. Lo hará Gaizka Garitano, una solución de emergencia que dejará al filial para intentar enderezar el rumbo de la nave rojiblanca, que lleva a la deriva durante muchas semanas y no ha podido ser sujetada por el ‘Toto’.

Muniain celebrando un gol ante el Villarreal – imagestockdesign / Shutterstock.com

En pleno proceso electoral y con el equipo hundido en la clasificación, el club ha aguantado hasta donde ha podido al hombre que contrató para hacer olvidar el ruinoso año de José Ángel Ziganda. Lejos de conseguirlo, ha sido incapaz de encontrar la solución a los problemas de una plantilla que no levanta cabeza y sólo ha ganado un partido de los 14 disputados en la Liga. La ‘era Berizzo’ ha terminado de manera abrupta y a partir de ahora le toca al de Derio tirar de un bloque herido y sacarlo a flote.

Razones principales

El Athletic no terminaba de arrancar y todos los intentos por arreglar las taras de su fútbol se han revelado estériles e infructuosos. El equipo lleva demasiado tiempo en el alambre, inestable y sin apenas argumentos a los que agarrarse. Todas las llamadas a la paciencia y promesas de que los mejores tiempos esperaban a la vuelta de la esquina han caído en saco roto.

Los rojiblancos sólo han sido capaces de superar al Leganés en la jornada inaugural –Muniain marcó el gol de la victoria en el descuento– y a partir de ahí han encadenado la increíble racha de 13 jornadas sin conocer la victoria que finalmente acabó moviendo el suelo que pisaba el argentino, demasiado resbaladizo e irregular como para aguantar de pie mucho más tiempo. Tras el batacazo ante el Levante, Urrutia ha decidido apretar el botón nuclear y acabar con un proyecto que nunca ha logrado enraizar y estabilizarse. El club ha emitido en el comunicado en el que informaba de la destitución y daba las gracias al argentino. «Mila esker Eduardo, zorte on!», decía.

Comunicado oficial

El propio Berizzo sabía lo que había y lo insinuó con bastante claridad en su comparecencia posterior a la derrota contra el Levante. Dura, con una sentencia bajo el brazo. «Si me convencen de que otro puede enderezar esto, le dejaré mi sitio», dijo visiblemente tocado. Aun así, abrazó el discurso lógico en estos casos y avanzó que «si dimitir fuera lo mejor, lo contemplaría, pero ahora estoy pensando en el siguiente partido. Si sirve mi dimisión –fue un poco más allá–, así será». Tras una noche dura y de pocas horas de sueño, el club ha anunciado al filo del mediodía que el ‘Toto’ dejaba de ser su entrenador. «El Athletic ha decidido resolver el contrato que unía a su entrenador Eduardo Berizzo con la entidad.

A partir de mañana miércoles 5 de diciembre, Gaizka Garitano será el responsable de dirigir el primer equipo». Será el de Derio el que asumirá ahora la difícil tarea de reflotar a un conjunto anímicamente hundido y también en la clasificación, en los puestos de descenso y a tres puntos del Villarreal, club que marca la salvación.