¿Qué Hace de un Bono, un Buen Bono de Apuestas Deportivas?

Implementar de manera segura un bono de apuestas deportivas, siempre y cuando el operador presente una oferta justa. Si son demasiado altas las condiciones de apuesta, no tendrás ninguna oportunidad de convertir el bono en dinero real –aún siguiendo nuestros consejos anteriores. Por lo tanto, siéntate frente a la promoción y presta mucha atención a la letra pequeña. Lee los términos y condiciones con detenimiento y entiéndelos. Solicita el bono sólo si piensas que la oferta es justa y legítima.

Por desgracia, muchos principiantes no se fijan bien (cegados por los valores de resumen y el porcentaje de las bonificaciones). Nota: En ocasiones, un bono de bienvenida está lejos de ser un buen bono. En todo caso, estos son los aspectos que debes comprobar:

  • Factor de rollover: La pregunta más importante es: ¿Cuántas veces debo jugar la cantidad del bono o el capital inicial (o ambos) antes de alcanzar de poder retirar las ganancias? Lo habitual es que los operadores trabajen con factores 1:3, en algunos casos, incluso ligeramente inferior.
  • Cuota estimada: El área legítima de cuotas es entre 1,5 y 2,0. factor decisivo aquí es también la posible presentación de apuestas múltiples, aunque esto contradice nuestros consejos.
  • Posibilidad de pago: No todos los bonos son “pagables” en última instancia. En algunas plataformas la disposición se limita a los beneficios.
  • Plazo de cumplimiento: ¿Cuánto tiempo tengo para cumplir con los requisitos de apuesta? Es importante no ponerse una presión y prisas innecesarias, ya que las mejores casas de apuestas dan a sus usuarios un margen de hasta 90 días (algunas).
  • Suma y porcentaje: Por supuesto, no debes ignorar (tampoco subestimar) ni el porcentaje ni el valor de resumen de la promoción. Los fondos adicionales son siempre atractivos con depósitos altos.

Para acabar haremos hincapié en el hecho de que los criterios de calidad de un bono, que confluyen en una evaluación seria, deben ser equilibrados. Es siempre vital la intención del individuo. Cualquier persona que sigue una estrategia de apuestas empate fútbol, ​​por ejemplo, no tendrá que hacer frente a la cuota mínima.